gtag('config', 'AW-429553764'); Skip to content

Tres consejos para un negocio rentable

Después de realizar su inversión inicial en su negocio de venta directa, su objetivo es hacerlo rentable de forma constante. Dado que las ventas directas implican mucho más que simplemente impulsar un producto o servicio, es imperativo que comprenda el panorama general. A continuación, presentamos tres formas en las que puede comenzar y continuar haciendo que su negocio sea rentable.

1. Sigue mejorando 

Si no avanzas, estás estancado. Mejore usted mismo al continuar su educación a través del desarrollo profesional. Asista a los talleres locales y regionales de su línea ascendente, así como a la conferencia nacional anual de su empresa. Realice seminarios web y cursos de negocios gratuitos o de bajo costo y escuche las conferencias telefónicas realizadas por su empresa u otros expertos en la industria de ventas directas. Suscríbase a blogs relevantes para su negocio. Hay una gran cantidad de información disponible para ayudarlo a mejorar su negocio, así que aprovéchela y trate de implementar algunas mejoras nuevas por mes. Esta búsqueda constante de progreso le dará el impulso que necesita para lograr el éxito a largo plazo.

2. Encuentre otras fuentes de ingresos que mejoren su negocio. 

No es ningún secreto que su tiempo es escaso, ya sea que su negocio de ventas directas sea su trabajo a tiempo completo o un trabajo a tiempo parcial. Si necesita complementar sus ingresos, intente encontrar una manera de hacer algo que ayude a su negocio. Por ejemplo, un vendedor directo de alimentos y golosinas para mascotas totalmente naturales aporta un poco de dinero extra paseando a los perros del vecindario algunas veces a la semana. Para ella, es una excelente manera de conocer clientes potenciales, aprender sobre las necesidades de los dueños de mascotas y difundir su negocio.

3. Gaste menos y ahorre más.

 Ya debería tener un presupuesto establecido por escrito o escrito en algún lugar. Revíselo con regularidad para ver dónde podría recortar sus gastos y guardar ese dinero para un día lluvioso. Quizás posponga la compra de nuevo inventario hasta que esté claro qué productos son los más populares del último catálogo. Si te cobran tarifas por aceptar tarjetas de crédito, ofrece incentivos a los clientes para que paguen en efectivo o con cheque. Incluso las cosas más pequeñas pueden sumar una cantidad sustancial de ahorro.

¿Cuál de estas sugerencias encuentra más útil? ¿Hay algo que agregaría a nuestra lista? Comparta sus ideas a continuación.

Entradas recomendadas